El pasado Día de Navidad, decidí ir a tomar algunas fotos en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) por la tarde. Me imaginé que, siendo feriado, había un buen chance de que llegaran una buena cantidad de vuelos extras. ¡Y vaya si tenía razón! Los vuelos seguían llegando y llegando, uno detrás del otro. Los Dioses de la Fotografía me sonrieron ese día. ¡Regalo de Navidad perfecto para este Amante de la Aviación!